Online IDs

22 enero 2014

He probado las tres plataformas... ¿qué tengo que decir?

Recientemente se me presentó la oportunidad de vender mi teléfono, el Xperia ZL del cual ya había hablado anteriormente y con ello se presentaba la oportunidad de "upgradearme" a otra cosa. Como bien diría mi estimado amigo Jaime Tacher: "si te compran... tú vende", así que sin más le vendí mi teléfono al buen Wolvie: otro amigo hacker... (ahora que lo pienso, a lo mejor no fue tan buena idea venderle tu teléfono viejo a un hacker, pero bueno).



Todavía me encontraba consultando páginas entusiásticamente para ver que comprarme, cuando mi estimado Wolvie ya había upgradeado con un custom firmware el Xperia ZL a Android 4.3 y me lo presumía orgulloso.

Ya que no puedo quedarme sin teléfono (por trabajo, escasa vida social, pareja que te habla) tomé un Nokia Lumia 520 con windows de los que tenemos aquí en la oficina. Yo mismo escogí este teléfono y este modelo de un buen bonche de opciones que nos dieron en Telcel, la razón de que escogiera estos teléfonos fue totalmente por precio... al renovar varios contratos de servicios con Telcel, era el teléfono "más barato" que "más te daba". Busqué un teléfono con cámara, GPS y que pudiera tener mapas de méxico en modo offline para navegación sin costo, y sin consumir datos (para nuestros choferes, principalmente)... el costo del equipo con la renovación fue de $600 pesos contra el precio original del equipo en el mercado de $2,260.



En serio deje un poco de lado mis fanatismos personales, y aproveché la oportunidad para probar un windows phone... sé que es un teléfono entry-level y no pretendía que le hiciera competencia al teléfono viejo que estaba vendiendo, que de entrada es prácticamente cuatro veces más caro (o lo fue, cuando salió); pero creo que para fines de conocer y probar la plataforma es suficiente.

El día de lanzamiento del iPhone 5s, acudí con mi hermano y mi amigo Oscar Noriega a comprar uno... cada quien se llevó orgullosamente su teléfono, y en mi caso fue para llevárselo de obsequio a mi santa madre, quien se ha vuelto en la familia quien "estrena" antes los equipos de Apple. El iPhone dorado es verdaderamente bonito, y entiendo perfectamente porque las mujeres lo adoran, es casi casi una joya. No me lo tomen a mal, pero después de andar en el mundo de Android no tengo ni la más mínima intención de regresar a usar un teléfono de Apple, es más, tuve una iPad Air... misma que después de un mes de ver que no utilizaba para nada más que para jugar, decidí moverla.



La plataforma de iOS sigue siendo la más fuerte para lo que se refiere a juegos, el game center anda muy bien, la cantidad de juegos es abrumadora (tanto gratuitos como con costo) y los estrenos más importantes siempre salen primero para iOS, por lo que si alguien quiere JUGAR, lo más seguro es que su mejor opción sea un equipo de Apple (incluyo iPads, iPods e iPhones en esta categoría).

Para alguien como yo, el jugar es "cosa seria" y para mí mi templo es mi PC con Windows y Steam. Difícilmente juego ya en consolas (aunque tengo las dos de "nueva generación", simplemente hay vicios que no se pueden olvidar tan fácilmente), por lo que jugar en el teléfono no es prioridad para mi, en mi visión un teléfono tiene que ser una navaja suiza que me pueda sacar de apuros al más puro estilo McGuyver, que me pueda entretener, pero sobre todo QUE ME COMUNIQUE, (lo más importante, pero a veces se pierde de foco que un teléfono móvil es un TELEFONO)

Yo abandoné los iPhones cuando me di cuenta que perdían llamadas, por mal diseño de la antena, por sobrecalentamiento, o porque la pantalla dejaba de responder sin aparente razón, hasta que se perdió la llamada y se "desapendeja", pero para mi era inaceptable lo anterior. Si a eso le agregamos que la batería simplemente no daba el ancho, haciendo necesario que cargara dos y hasta tres veces al día el teléfono para poder utilizarlo todo el día. Otra razón de mi abandono fue cuando reflexione que el iPhone 4S era mejor producto que el iPhone 5, y al parecer varios tienen una opinión similar. Los materiales han bajado de calidad en los nuevos iPhones y se "rayan" más fácilmente (tal vez lo hacen a propósito para hacer que sus clientes siempre quieran cambiar por un modelo nuevo).



Yo dejé mi teléfono Android completamente impecable, y verdaderamente funcionando super bien... no necesitaba cambiarlo, pero quería ver si habría otro teléfono en el mercado que me diera más prestaciones, o tuviera más novedades... verdaderamente la plataforma me tiene 100% convencido, sobre todo por la cantidad de opciones que hay para todo: desde el manejador de ventanas y temas hasta los players de música disponibles para todas las necesidades y/o gustos.

Ahora con el Windows Phone en mi mano, sentí que me estaba traicionando un poco, pero si era el teléfono que le había escogido a todas las personas que laboran en nuestra empresa, me sentí con la obligación de conocerlo. Windows Phone no es feo, pero tampoco es bonito. La integración del Xbox en vez del Game Center es un acierto, ya que los "logros" se van a tu score de Xbox, la poca (o nula) cantidad de juegos en la plataforma evidencia lo tarde que entró Microsoft a esta batalla, y los juegos más "viejos y clásicos" del iOS y de Android son los que pude encontrar acá: Plants vs. Zombies (el uno) y Rayman Jungle Run. Los juegos se desempeñan bien, y me sorprendió lo bien que anda el teléfono a pesar de ser el "entry level".

Lo que nubla completamente la experiencia en Windows, es justamente como manejan sus programas el sistema operativo, por ejemplo entra una notificación de Facebook, le das click, tarda muchos segundos en abrir el programa de Facebook para llevarte a una pantalla que NO es la de la notificación (esto saca de onda, sobre todo a un usuario de Android), regresas al juego y la aplicación se "despierta" o "arranca" tardando varios segundos lo cual hace que pongas cara de juat. Si no pelas la notificación, porque en ese momento no puedes, tienes que ir a la pantalla principal de mosaicos y "buscar" que aplicación fue la que mandó la notificación (no, no sacas una "lista" de notificaciones), si tienes la pantalla en un juego, y no pelas la notificación, no se quita de allí... hasta que le des click (imaginen lo molesto si estas clavado jugando y no pelando). Esto no tiene nada que ver con el teléfono y su poder de procesamiento, es justamente como maneja el sistema operativo las cosas, obviamente el punto más débil del teléfono es justamente este asunto de las notificaciones.

Me sentí muy gris con el Windows Phone, le hace falta mucha personalización a los menús, sobre todo si te gustaría cambiar el comportamiento de las ventanas o el acomodo de las cosas, ya que todo es al estilo "metro", no hay multitarea real (o por lo menos, no que se sienta como tal) y aunque reconozco que es funcional, y no esta mal para un teléfono barato, definitivamente no es para mí.



Decidí parar mi trasero en el Best Buy de Patio Universidad, manosee varios modelos y sin lugar a dudas los dos que más me llamaron la atención fueron dos modelos de Samsung: el Galaxy S4 y el Galaxy Note III. El Galaxy hubiera sido una excelente opción, en la época que compre el Xperia ZL, pero en este momento la novedad era el Note III con su reloj de James Bond que hasta fotos saca, muy impresionante.

Debo decir que fui codo y cobarde, no compré el Note III... dos razones: primera es por precio, el teléfono con reloj en paquete costaba arriba de los $14,000 y aunque verdaderamente representaban la mejor opción, también eran la opción más cara... la segunda razón fue un asunto más personal: como usuario "reciente" de Android, me parece que Samsung "Tweekea" el Android a su antojo de tal manera, que todos sus usuarios se "acostumbran" a lo que ellos les preparan... queriendo decir con ello que si te entiendes bien con un Samsung difícilmente los cambiaras... y ya saben a que se parece eso.

Al usar un producto Android de Sony, he usado sus aplicaciones y me doy cuenta que verdaderamente Sony ha abrazado la plataforma y le sacan provecho, sin que esto implique "tweakear" al extremo el Android, fuera de algunos "temas" de Xperia, yo veo mi experiencia de uso de Android bastante pura con un teléfono de Sony, por lo que la única opción para mí era seguirme por esa línea o de plano irme a lo "más puro": un Nexus de Google. Desafortunadamente, el más nuevo no se consigue tan "fácilmente" en cualquier lado.



El problema que tiene Nexus (y lo voy a decir a viva voz) es esa política enferma que tiene Apple y que ellos mismos han copiado (google) de no darte "una expansión de memoria SD", aunque ellos argumenten mil cosas, tú y yo sabemos porque lo hacen, y sabemos que es una política estúpida... y que es increíblemente ESTUPIDO que todavía algunas compañías y teléfonos se atrevan a omitir darte la ranura de una tarjeta SD. Yo puedo entender que para aplicaciones quieras la memoria integrada del teléfono, sobre todo para que las cosas jalen bien... ¿pero para llenar de música y fotos?, es estúpido tener que cambiar el teléfono porque ya no te alcanza la memoria, cuando un cambio de tarjeta SD solucionaría el problema (porque quieres llevar toda tu música, porque quieres seguir tomando fotos, porque quieres ver películas de manera portátil, etc. etc.) El hecho de que no te den esa posibilidad, quita mi interés de sus productos.



Vuelvo la vista nuevamente a Sony, ¿si estaba bien con ellos, para que cambiar? cierto. Oscar me vendió su Tablet S (primer tablet de sony que apareció por allí del 2011), la uso de control remoto en mi casa (así es, infrarrojo... que cool) y para mandarle youtube a mi pantalla Sharp. Comencé a usar la nube de Sony (para fotos sobre todo) el tomar una foto en el teléfono y llegar a mi casa, conectarme a la nube y ver la misma foto desde la pantalla, me encantó. El teléfono es igual, si lo conecto a la misma red inalámbrica simplemente "manda" la señal a la tv, o sonido a mis bocinas inalámbricas (también de sony) todo por DNLA. ¿Por qué apple insiste en obligarme a comprar un Apple TV? (mismo que estoy desconectando y vendiendo en este momento), ya todos los fabricantes utilizan el mismo protocolo (mi TV es Sharp y anda de maravilla con esta solución).



Decidí comprarme un Xperia Z, obviamente con el SmartWatch 2 (como dije, hay costumbres que no se dejan fácilmente), definitivamente no es el celular que vi de Samsung (ese si parecía de Dick Tracy), pero la versión actualizada del SmartWatch recibe ahora desarrollos de terceros y me esta gustando para donde apunta ahora el futuro del reloj. Wolvie me dijo que compré el mismo teléfono que le vendí, lo cual es medianamente cierto, la pantalla es prácticamente la misma (o eso nos parece a simple vista), pero el Xperia Z es contra agua (¡a tomar fotos en la alberca!), y no se puede despreciar un upgrade al procesador de 2.2Ghz.



Venía una promoción de Xperia Privilege, al principio me pareció zonzo, pero fue un excelente detalle el de Sony de regalarte 6 películas de bienvenida, te das cuenta que van integrando poco a poco todos sus productos para darte "un extra". Personalmente no había visto Django Unchained, ni "Se dice de mí" así que aprovecharé para verlas. Sony a unificado todos sus servicios con una sola cuenta (la del PSN, que también es la usan para su nube de fotos y música)  y creo que van por buen camino.

Lo "feo" es que todavía no tengo la actualización de Android 4.3 en el teléfono Flagship de Sony, cuando mi estimado wolvie sigue presumiéndome que lo trae en el teléfono viejo que le vendí. Así que no veo para cuando Kit Kat... pero a diferencia de sus competidores, Android anda muy bien, inclusive en la Tablet S que no puedo subir a más de Android 4.0 (y aún así me es útil, jala Plants Vs Zombies 2 muy bien... ha ha ha), todavía no meto el teléfono debajo del agua, me sigue dando cosita hacerlo... pero en la primer oportunidad tomaré fotos debajo del agua y ya les diré.




2 comentarios:

Marcko Alvarado dijo...

Comprate un motorola !!

Francisco Puente dijo...

ha ha ha... pues igual, que me den una buena oferta y veremos. Motorola fue adquirido por Google, así que supongo que puro Android no?