Online IDs

16 abril 2013

Windows 8 no está muriendo...



Ya está muerto, lo que vemos es una versión aberrante zombie que trata de caminar a tropezones y alimentarse de usuarios que le corren pero que no se sabe a si misma como muerta.

Cuando recién salió Windows 8 (the "ocho"), vi en uno de los anaqueles del Sam's Club las cajitas de la versión Pro por $1,000 (y hasta con meses sin intereses), me agradó mucho pensar que Microsoft por fin había entendido que la gente estaba dispuesta a pagar licenciamientos con precios más realistas y sobre todo el saber que la licencia de cajita se puede mover de computadoras (así era antes, y la verdad no me puse a leer el acuerdo de licencia y simplemente di por hecho que así sería).

Al ver que de pronto venden la licencia de Windows 8 Pro por más de $4,500 pesos, me doy cuenta que solo fue una promoción de lanzamiento, y aunque me dio gusto haber comprado un par, hasta allí quedó mi esperanza de que microsoft algún día vendería Apps de Office por lo que hoy compramos juegos de PopCap en tiendas online... insisto que harían más dinero y la gente estaría más contenta... pero bueno.

Si, me atreví a instalarme el Windows 8 como sistema operativo primario en mi computadora de juegos... (¿creían que lo haría en la de trabajo? -- ha ha ha, a Microsoft le tengo esperanzas y buenos deseos, pero tampoco estoy tan bruto) y después de mi experiencia de haberlo utilizado desde su lanzamiento hasta el día de hoy (marzo del 2013) me encuentro en perfecto estado emocional, estoy tranquilo, sereno, he meditado el asunto, deje pasar el fanboyismo, etc. etc. para decir lo siguiente:

ESTOY PREPARADO.
ESTOY LISTO PARA DESINSTALAR WINDOWS 8 Y NO RECOMENDARLO A NADIE DE AQUÍ HASTA QUE MICROSOFT SAQUE NUEVA VERSIÓN (OJO: NO 8.1, SINO 9) Y ENTONCES VEREMOS.

Primeramente, al momento de iniciar la computadora y sentirme tan desorientado (o ser tan pendejo, ni modo, así somos) para no poder ni sacar el panel de control, el no "acomodarme" a usar las esquinas como fundamento para manejo de ventanas y navegación del sistema (ya existían las esquinas calientes desde hace años para activar protectores de pantalla... y desde entonces NO me gustan), la eliminación del botón de inicio (como si fuera a causarnos problemas que allí estuviera todavía, por cierto venden un app que te la "pone de regreso"), la nula propuesta funcional a usuarios de escritorio, la nula propuesta funcional a gamers, el paro de Direct X como una tecnología que "siga desarrollandose" hoy en día.... bueno, creo que ya no necesito seguirle buscando escusas.

Esta madre es horrible, la detesto.

Puedo entender la necesidad de las aplicaciones estilo metro para dispositivos con métodos de entrada táctiles, pero pretender la interfaz para todo y por ello cambiar cosas que estaban bien antes... ahora entiendo porque el mundo Linux tiró a la basura Gnome y se sintió traicionada con Unity... la verdad es que como usuario de escritorio que sigo usando un mouse y un teclado como métodos tradicionales de entrega, más que un gusto fue un dolor el tratar de integrarme al uso de la interfaz metro y los "botones" de plastas de color.

A lo mejor Microsoft se quiere colar al mercado de las Apps y dispositivos móviles, pero pensar en una sola interfaz unificada para todos sus escenarios no creo que haya sido la mejor respuesta. Pongámoslo así: si al venderme el Windows 8 me hubieran dado un Windows 7 (Así tal cual) y la OPCIÓN de utilizar metro y las aplicaciones de su App Store Online, en serio no me hubiera ofendido, hasta me hubiera sentido MEJOR QUE AHORITA.

El haber quitado el botón de inicio fue un gran error, que Microsoft no quiso aceptar de manera humilde (es más, aunque todos sus usuarios estuviéramos mal, por el simple hecho de tenerlos tranquilos debería habernos regresado la opción), el no permitir entrar directo al escritorio olvidándose de Metro, el no permitir dos aplicaciones Metro ejecutarse al mismo tiempo en multi-monitores, etc. etc. son detalles que me muestran que más que nunca Microsoft es una empresa que vive del puro vuelo y no presenta propuestas frescas, inovadores (bueno es más: ni viables) para el mejor uso y aprovechamiento de una PC de escritorio.

Me resulto MENOS TRAUMATICO instalarme Ubuntu con todo y esa porquería de Unity y usarlo en un ambiente de trabajo, que acostumbrarme a utilizar Windows 8 el cual desinstalare... más que con odio o coraje, con ALIVIO porque ya me tiene hasta la madre.

La gota que derramó el vaso fue que cambié un procesador y mother board de mi computadora de juegos, obviamente yo esperaba que me pidiera reactivación, es obvio. El asunto es que hice el proceso por Internet y luego por teléfono para encontrarme que "había excedido" el número de activaciones... haciendo un recuento en mi cabeza, recuerdo que al cambiarme de casa, prendí mi computadora y me pidió reactivación (sin ningún cambio de hardware), lo cual acepté sin meditarlo demasiado... ahora estaba TRABADO con una versión de windows que ni me gusta y que no podía activar, decidí que podía activarlo a la mala (cosa que me daba un poco de coraje, siendo que tenía la cajita original en mi mano) o de plano agarrarme de allí para dar las gracias e instalarme el mejor sistema operativo hecho por Microsoft, igual de moderno pero mucho más familiar, amigable, agradable y probado: Glorioso Windows 7 venga a nosotros tu reino.

Sigo utilizando Office 2007, seguramente podría seguir utilizando el 2003.

Es hora de curarnos este mal trago, agarrar unos 500 pesos y gastármelos en lo que se me de la gana en la tienda de Android. ¿Android en el escritorio, para cuando llegaras? (es tu momento).