Online IDs

11 mayo 2015

El año más violento.


     El día de ayer, después de ir a festejar a mi mamá por su día, quise ir a ver una película al cine. Debido a que prácticamente todas las salas tenían la de Avengers: Age of Ultron y a que José Luis "el mano" y yo no queríamos esperar... al más puro estilo noventero nos metimos a Cinépolis a ver la primer película que comenzara en ese momento.

     "El año más violento", es la tercer película de su creador J.C. Chandor y aunque no tenía ni idea de lo que iba a ver ni expectativa alguna por lo que había hecho previamente su autor, debo decirles que esta es una película diferente a la mayoría que nos suelen pasar comercialmente en los cines (un cine inteligente, no precisamente "de arte", para cierto tipo de personas), una que me dejó pensando mucho, que me trajo preocupado en todo momento y al final me hizo reflexionar sobre mi propia situación. 

     Trata sobre un empresario al que literalmente se le junta "todo" al mismo tiempo, en un momento clave del crecimiento de su empresa. La historia se desarrolla en New York en el año de 1981; el cual según las estadísticas fue el año más violento de esa ciudad. La ola de violencia y robos comienzan a hacer estragos graves en su empresa, justo en el punto clave cuando de dispone a cerrar una negociación de compra que podría definir el futuro por el cual ha luchado por tanto tiempo.

     Él es un hombre íntegro y que trata de conducirse todo el tiempo de manera moralista, aunque las trampas del destino le hacen jugarretas donde bien podría torcerse y buscar "la salida fácil", por momentos el mismo espectador se cuestiona hasta donde podrá este personaje defender su integridad antes de corromperse, dejarse llevar por la violencia, o llevando al borde su margen de moralidad. 

     Me impactó mucho la parte de la competencia de la industria, una competencia cruel y despiadada que juega el doble papel de ser el enemigo a vencer, pero también representa la "tentación" de volverte al "lado oscuro" y operar de la misma manera. La justicia representada por el fiscal que investiga a esta industria, es obviamente corrupta, mediocre e indolente haciendo todavía más fuerte el sentimiento de que "de esta, sales solo" para el empresario, que además comienza a ser atacado por regulaciones e impugnas en contra de su empresa. Uno llega a pensar que las autoridades solo están allí para joderlo más a uno, más que para ayudarlo (cualquier parecido con la vida real... es porque es cierto).

     Si hay una película que recomendaría a cualquier hombre de empresa, es esta. Ya a estas alturas, todos hemos pasado por esos "años" en los que se junta todo, y solo queda hacerles frente con la educación que uno tiene, con tus propios valores, con la ayuda (o no) de tu familia... porque la otra opción cruel es dejarse vencer (como también lo podemos ver en la película al final) viendo hacia atrás en vez de ver para delante.

     Esta es una película que quiero ir a ver con mi papá y mis hermanos, comentarla y de una manera didáctica platicar para reconocer los verdaderos "problemas" que hacen caer a una persona y a una empresa, que suelen ser todos esos que "no avisan" y suceden un viernes por la noche cuando estás en tu casa a punto de dormir en pijama. Es una película que cualquier empresario en un mercado de competencia debe ver, y recapacitar. Aún en el momento más oscuro, cuando todo falla y falta... lo único que te queda eres tú mismo, tu familia, tu moral... y solo el éxito es para aquellos que son capaces de soportar la tempestad de pie y con honor.