Online IDs

01 agosto 2008

Laguna de Coyuca

La verdad me tardé en escribir esto... el fin de semana pasado fui a pasar un fin de semana largo al estado de Guerrero, concretamente a Acapulco. Cuando uno viaja con sus padre, cambian los típicos destinos turísticos a los que uno suele estar acostumbrado, mi padre suele salirse de cualquier hotel donde este para ir "a la aventura", cuando uno regularmente esta acostumbrado a simplemente tirarse en un camastro y pedir una piña colada.

Esta vez la aventura nos llevó a la Laguna de Coyuca, que esta super cerca de Acapulco, prácticamente a unos 20 minutos, la verdad es que el turismo entendido por mi padre es totalmente distinto al mío, pero lo entiendo. A él le gusta "pueblear", conocer... es un poco ridículo el salir de un lugar de cinco estrellas para ir a comer comida horrible y de dudosa o nula higiene (como el de la aventura que les contaré) pero definitivamente da mucho más de que hablar aventurarse fuera de un hotel y vivir la vida... eso se lo tendré que tomar muy en cuenta a mi pa'.

En fin, siguiendo a mi padre sin cuestionar y sin darme cuenta en un ratito de haber salido de Acapulco ya estábamos enmedio de una lanchita y sin rumbo en medio de lo que para mí era el mar... cuando le pregunté al lanchero que que "ecosistema" era eso, a mi sorpresa y sin soprenderse mucho de mi pregunta me contestó: "es un manglar".... – "A chinga..." pensé y sin titubear probé el agua: era dulce. Mi confusión era natural, hacía no más de unos minutos estaba viendo el mar al lado de nosotros, y obviamente mi padre no se tomó la molestia de explicarnos ni te planear tantito "a dónde" iríamos.

Perfecta oportunidad para probar de que esta hecho el iPhone, saqué los mapas con GPS y chequen ustedes:


Esto de la tecnología esta chingón... detectó perfectamente nuestra ubicación y conste que estábamos en un lugar "medio" remoto. La neta funcionó mejor que aquí enmedio de la ciudad, pero bueno, de que sirve... sirve. Mi entrada del blog se hubiera enfocado a este asunto, pero nos pasó algo más "memorable" en nuestro destino, así que tendré que seguir mi relato.

"Llévenos a un BUEN lugar para comer" – Dijo mi padre.
"Claro que sí, lo llevaré al mejor" – Le contestó el lanchero, mientras le hacía señas al niño de doce años que conducía la lancha.

Nos llevaron a una de las "islas" a media laguna, la cual al principio iba a decir que era olvidada... pero estaba ATASCADA de gente, así que pensé "a de ser lo más rico de la región". Después de meterme un rato a la laguna – los niños querían subirse a la "dona", al "banano" y demás... clásicas atracciones turísticas de cualquier lado, incluso de esta laguna – decidí reunirme con los demás "grandes" a comer algo.


Obviamente uno agarra "la onda" de que esta en una clase de eco–turismo, o de plano en una onda más populachona, no pretendía comida de cinco estrellas, así que pedí unas quesadillas y no me arrepentí. Obviamente mi padre me ofrecía de todo lo que pedía pero yo no aceptaba, sobre todo porque la neta no tenía buen aspecto su "caldo de pescado". No puse mucha atención, pero le ofrecieron a mi papá un plato exótico de la región, al parecer era para "el que no podía", por lo que mi padre dijo que no era para él... entonces el nativo de la región le aclaro que también era para "el que quería más"... y riéndose mi padre pidió el plato (también nuestra invitada estrella, la cual omitiré el nombre)

Cuando llegaron los dos caldos, mi papá comenzó a devorar como acostumbra, pero cuando vi la cara de nuestra invitada estrella, hasta me ofendí... "que gacho que su educación no le evite el hacerle el feo a la comida de esta gente", su cara de asco hizo que hasta los de la mesa de junto nos voltearan a ver. – "Aaaah pinches fresas" – van a decir estos, pensé. Pero cuando comenzó el vómito comencé a preocuparme... a cabrón... me asomé al plato.

No mames.
Dios nos agarre confesados.
Corrí por la cámara.


Como todos ustedes al ver esta imagen, pensé – "Ah chingá... si el caldo de pescado no lleva uvas". No, mi pequeño saltamontes... no son Uvas.

Oo

Mi cara de pendejo... no mames... AAA NO MAMES.
Corrí por la cámara y tomé la foto.
Ahora si, me cae que tengo algo que contarle a mis nietos cabrones... ni mi hermano que ha viajado por todo el mundo y ha comido cosas "exóticas" le llega a esto, y lo más cabrón es cuando después de todo esto volteé a ver a mi padre y su plato estaba limpio... y sí, le sirvieron lo mismo.

Para los que todavía anden tratando de entender, eso verde ahí es la hueva del pescado (que pinche caviar ni que mis huevos), y ya no quise probar los efectos "afrodisiacos" del alimento, pero como repelente de viejas... estoy seguro que sí sirve. Me imagino que hubiera pasado si mi padre le hubiera pedido un besito a mi mamá después de tan singular platillo.

Los reto a buscar comida MÁS exótica en nuestro país. (y no me vengan que los chapulines colorados de Oaxaca se la llevan a esto).

Cuando mostré la foto a Eduardo y le conté la historia me dijo que lo más exótico qué el probaba era una bebida de su propia inspiración... "A ver güey, dime"

– Red Bull con Vodka y Dalai.

...me quedé... NO MAMES... ¿el Dalai que anuncian en la TV? – Pregunté mientras asentía con la cabeza. Me quede tan pendejo como cuando vi el platillo de mi padre. Con razón este güey arma todas las computadoras de su chamba en una sola noche. No me animé a probar su receta, aprecio demasiado mis neuronas y mi hombría como para intentarlo.

Salud!

6 comentarios:

THE VAMPIRE dijo...

JAJAJA INCHE PACO YA IMAGINO TU CARA DE NO MAM... CON LA HUEVA DLE PESACADO,......JAJAJAJ EL VAMPIRO MINIMO HUBIERA PUESTO CARA DE WUWWWWWWWAACALAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA

Papacha-sama dijo...

pinche vampiro, ¿quiéres comida exotica? te voy a llevar a los tacos de "Don Beto" y se los pides con cochinada... ya verás cabrón.

hehehehehe

Saludos

Neto dijo...

WTF man... estoy medio jeton aun y esa pic... nooo...

Lo se, 'ooold' pero damn...

Saludos!

Alexei dijo...

acabo de encontrar en un recetario de comida mexicana como cocinar saraguato...ahi te dejo de tarea investigar que es

Papacha-sama dijo...

Que onda Neto.

A ver si con esa foto extrañas la comida mexicana... lol

Anónimo dijo...

eso no es nada les voy a invitar unos tamales de iguana de oaxaca, si asi como lo oyen son tamañes oaxaqueños con iguana, y saben como a pollo con carnitas